• null
    Cuatro generaciones poniendo en nuestra elaboración mucho cariño y buen hacer
  • null
    Cuatro generaciones poniendo en nuestra elaboración mucho cariño y buen hacer

Almendras Hernández

En Almendras Hernández nos dedicamos a la elaboración de Almendras Garrapiñadas.

Para ello seleccionamos siempre la mejor materia prima, eligiendo con esmero nuestros proveedores de almendras, para terminar dándoles nuestra elaboración artesanal al producto.

Generación tras generación hemos ido mejorando nuestro proceso de elaboración, pero siempre manteniendo la tradición y el buen hacer aprendido.

Todos los materiales utilizados en el embalaje de nuestro producto son de uso alimentario y están preparados para proteger nuestras almendras de los agentes externos.

Además, contamos con Registro Sanitario de Alimentos y cumplimos todos los procesos de Calidad y Seguridad Alimentaria.

La Familia Hernández

Son ya cuatro generaciones poniendo en nuestra elaboración mucho cariño y buen hacer.

Nuestra obsesión es la calidad e innovación en nuestros productos y el respeto de las fórmulas familiares y los procesos artesanales.

Generación tras generación, en la familia Hernández hemos ido mejorando nuestro proceso de elaboración, pero siempre manteniendo la tradición y el buen hacer aprendido.

Hoy, la cuarta generación de la familia Hernández, trabajamos respetando todo lo que nos enseñaron con el mismo objetivo: “Deleitar a nuestros clientes y ganarnos su respeto”

Nuestras almendras se han convertido en un referente en todos los pueblos de nuestra zona, y cada vez los lugares donde llegamos son más lejanos.

La Familia Hernández

Son ya cuatro generaciones poniendo en nuestra elaboración mucho cariño y buen hacer.

Nuestra obsesión es la calidad e innovación en nuestros productos y el respeto de las fórmulas familiares y los procesos artesanales.

Generación tras generación, en la familia Hernández hemos ido mejorando nuestro proceso de elaboración, pero siempre manteniendo la tradición y el buen hacer aprendido.

Hoy, la cuarta generación de la familia Hernández, trabajamos respetando todo lo que nos enseñaron con el mismo objetivo: “Deleitar a nuestros clientes y ganarnos su respeto”

Nuestras almendras se han convertido en un referente en todos los pueblos de nuestra zona, y cada vez los lugares donde llegamos son más lejanos.

Allá donde van… ¡Siempre gustan!

Allá donde van…¡Siempre gustan!